¿Querer es poder?

Categorías:Crecimiento personal
Capote Psicología

querer es poder


     «Querer es poder». ¿Cuántas veces has escuchado esa frase? Está muy bien intentarlo. ¡Claro que hay que intentarlo! 1, 2, 3 veces… La perseverancia es una maravillosa cualidad que te ayudará a conseguir grandes cosas. Anda que no nos bombardean cada día con «el valor del esfuerzo», con el «si tú quieres puedes», con el «si puedes soñarlo puedes conseguirlo»…

     Nos han educado para el «querer es poder» pero no nos han enseñado a tirar la toalla; porque, aunque suene duro: sí, a veces hay que tirar la toalla y dejar de intentarlo. No es casual que uno de los aprendizajes más valiosos que podemos enseñarle a los más pequeños sea la tolerancia a la frustración, el saber que, a veces, no se logra lo que se desea. Rocío Ramos Paúl lo explica fantásticamente en su artículo El niño feliz (artículo 100% recomendable si eres papá o mamá).

     Hay muchas cosas en la vida que son inalcanzables, por mucho empeño que les pongamos. Puedes querer con toda tu alma ser un gran cantante de ópera pero si tu voz no te lo permite hay que dejar de intentarlo; puedes desear hacer una larga excursión en coche, pero si tienes miedo a conducir, te será francamente complicado conseguirlo si no lo superas.


«… nos han educado para el querer es poder pero no nos han enseñado a tirar la toalla…»

     Esa estupenda cualidad que es la perseverancia se convierte en un auténtico lastre cuando provoca que una y otra vez nos demos de bruces contra el mismo muro. Es muy saludable tener sueños. Es más, éstos se convierten en metas que nos ayudan a trazar caminos que nos llevan hasta ellas; ayudan a eso que los psicólogos llamamos motivación de logro. Ahora bien, si después de mucho caminar, esa ansiada meta no aparece, debemos hacer un parón en el camino y reevaluar la situación. ¿Cómo? Así:




     Entonces… ¿querer es poder? Solo a veces. De ti depende perder tu tiempo y tu energía en una meta inalcanzable,  o dar media vuelta, cargar las pilas y encontrar una nueva meta que valga la pena.

     Y recuerda: no fracasas por tirar la toalla, a veces el éxito está justamente ahí, en saber cuándo hay que parar.



¡Comparte!

Deja un comentario

Name*
Email*
Url
Your message*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>